Zucchini Layer Cake con ganaché de chocolate negro al estilo Alicia Bakes For You!

Hoy os traigo un delicioso layer cake de uno de mis bizcochos favoritos, el de calabacín, y en esta ocasión lo he rellenado y cubierto con ganaché de chocolate tal y como lo hace mi amiga Alicia que está a punto de abrir su blog Alicia bakes for you (tomad buena nota, pronto estará operativo) y a la que deseo todo tipo de éxitos, que los tendrá porque es una repostera de primera.

Sus amigos ya hemos tenido el privilegio de probar todas sus preparaciones, tartas, cupcakes, galletas y disfrutado de su fantástico gusto montando mesas dulces. Mucha suerte Alicia!

De paso estreno uno de mis últimos cake stands adquiridos en American Cupcakes, una auténtica divinidad importados de Inglaterra. Algunos de ellos, como es el caso de este, vienen con su pala de servir a juego.

Y ahora pasamos a la receta y un par de consejos para cubrir las tartas sin manchar demasiado y hacer superficies planas en nuestros cakes sin esfuerzo.

Ingredientes:

  • 300 gr de calabacín pelado y rallado grueso
  • 3 huevos XL a temperatura ambiente
  • 300 gr de azúcar
  • 175 ml de aceite de girasol
  • 280 gr de harina de todo uso
  • 16 gr de levadura / baking powder
  • 5 gr de sal
  • 1 cucharadita de canela molida
  • 1 cucharadita de jengibre molido
  • 60 gr de nueces picadas.

Para la ganaché de chocolate:

  • 500 ml de nata de montar
  • 500 gr de chocolate 50 a 70% cacao para fundir.

Para el almíbar:

  • 300 ml de agua y 300 gr de azúcar en un cazo a calentar hasta que el azúcar se disuelve por completo.

Preparación:
  1. Precalentar el horno a 180ºC y preparar un molde de 18 cm de diámetro engrasando la base y cubriéndola con papel de horno.
  2. Pelar y rallar grueso los calabacines y poner en un bol en cuyo fondo hayamos puesto un par de hojas de papel de cocina y tapamoscon otras dos para quitarle humedad. Reservar.
  3. En un bol tamiza la harina junto con  la levadura, la sal, la canela y el jengibre. Reservar.
  4. En el robot de cocina batir los huevos junto con el azúcar hasta que quede una masa espumosa.
  5. Incorporar el aceite poco a poco y batir hasta que quede ligado.
  6. Agregar los ingredientes sólidos y batir de nuevo a velocidad baja, hasta que estén perfectamente incorporados.
  7. Añadir las nueces picadas  y remover.
  8. Incorporar el calabacín rallado y remover con una espátula.
  9. Verter la masa en el molde.
  10. Hornear entre 45 y 50 minutos,  comprobar la cocción pinchando con un palillo o un tester.
  11. Mientras se hornea podemos ir preparando la ganaché calentando la nata y cuando empiece a hervir retiramos del fuego y añadimos el chocolate removiendo hasta que se disuelva completamente. Yo lo he hecho en mi robot Kenwood Cooking Chef pero puedes hacerlo también en Thermomix vigilando la temperatura. Reservamos y cuando esté tibio refrigeramos toda la noche.
  12. Sacar del horno y dejar unos minutos en el molde, después desmoldar y poner sobre una rejilla hasta que se enfríe.

Suelo hacer los bizcochos el día anterior y cuando están fríos los envuelvo en papel film y los refrigero. Al día siguiente está mas reposado y al cortarlo en capas se desmiga mucho menos que recién hecho. 

Una vez cortado, pongo almíbar en cada capa para que quede mucho mas jugoso, una vez colocada en su lugar.

Para cubrir la tarta sobre el propio cake stand o el plato sin mancharlo, he recortado una base de plástico de las que compré en IKEA.

La he colocado bajo el bizcocho y he puesto el ganaché, al retirarlo hay que tener un poco de cuidado estirando poco a poco. A mi me va perfecto!

Para decorarlo podía haber puesto directamente los marshmallows que me trajo de Nueva York mi amiga Marta del blog Un domingo en mi cocina y los sprinkles azules pero quería probar a hacer una especie de tapa de ganaché y ver cómo queda para utilizarla en otras preparaciones. También puede ser útil para cubrir cualquier tarta o por si se nos resisten las superficies lisas.

Para hacerlo necesitamos el molde del mismo diámetro de nuestro cake, engrasado ligeramente y cubierto con un papel de horno recortado igual que el fondo.

Vertemos ganaché cubriendo todo el fondo con medio centímetro es mas que suficiente. Yo he añadido las esponjitas y los sprinkles pero puede dejarse tal cual. Metemos en el congelador para se solidifique rápido.

Transcurrida una media hora ya está lo bastante firme como para sacarlo del molde y despegarlo del fondo y del papel.

Si lo que queremos es una superficie totalmente lisa usaremos la parte que estaba en contacto con el molde. Solo queda ponerlo sobre nuestra tarta. 

Saludos!

Wordpress ha cambiado el sistema de comentarios. Si tienes problema para dejarlos inicia sesión con el mail que tenga usuario de Wordepress o Gravatar. También puedes comentar utilizando tus cuentas de Facebook o Twitter. Gracias.

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s