Muffins de Remolacha

Me encanta tener muffins para los desayunos y no dejo de probar nuevos ingredientes que los hagan apetitosos, jugosos y diferentes. Habiendo probado los de calabacín, de zanahoria, de calabaza y de boniato pensé en probar con la remolacha.

No suelo decir que ingrediente contienen hasta que lo prueban, para ahorrarme los gestos de sorpresa con ojos fuera de las órbitas y los pensamientos que dejan traslucir sus caras de “yo eso no me lo como o mamá está como una cabra”.

Mejor que lo prueben y luego decidan y me alegro de hacerlo así porque se hubieran perdido mas de una delicia, aun así han preguntado ¿que es eso rojo mamá?.

Estos muffins si que me han sorprendido a mi porque no esperaba tanto de ellos, quedan muy húmedos y sabrosos. Siempre rallo a mano este tipo de ingredientes para que se vean y se noten al comerlos.

Vamos a la receta, a ver que os parecen.

Ingredientes para unos 20 muffins:

  • 2 huevos
  • 240 gr de azúcar
  • 120 ml de acetite de girasol
  • 240 gr de harina
  • 15 gr de levadura química/baking powder
  • 2 gr de canela
  • 2 gr de jengibre molido
  • 1 cucharadita de pasta de vainilla Nielsen Massey
  • 400 gr de remolacha cocida y rallada
  • 120 gr de nueces picadas
  • azúcar moreno para espolvorear

Preparación:

  1. Precalentamos el horno a 180ºC
  2. Preparamos la bandeja de muffins con las capsulitas de papel rizado
  3. Tamizamos la harina junto con la canela, el jengibre y el polvo de hornear y reservamos
  4. Batimos los huevos junto con el azúcar hasta que doble su volumen.
  5. Incorporamos la vainilla y batimos
  6. Añadimos el aceite poco a poco sin dejar de batir
  7. Agregamos la mezcla de harina a cucharadas batiendo a velocidad baja.
  8. Paramos la batidora y añadimos la remolacha rallada, mezclamos con una espátula con movimientos envolventes para repartirla por toda la masa, en este momento la mezcla se irá tiñendo de un color rosado.
  9. Añadimos las nueces picadas y removemos con la espátula con cuidado.
  10. Vertemos la masa en las cápsulas de papel, espolvoreamos con azúcar moreno y horneamos unos 17 minutos.
  11. Pasamos a una rejilla para que se enfríen.

Si no los vais a consumir todos el mismo día recomiendo que los congeleis una vez fríos, metidos en pequeñas bolsas de plástico. Están tan húmedos que los no consumidos al día siguiente se separan de las cápsulas de papel. De todos modos yo siempre suelo congelar parte de todos los muffins que hago y así tengo variedad para elegir. 

Saludos y buen día!

Wordpress ha cambiado el sistema de comentarios. Si tienes problema para dejarlos inicia sesión con el mail que tenga usuario de Wordepress o Gravatar. También puedes comentar utilizando tus cuentas de Facebook o Twitter. Gracias.

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s