Packaging y Etiquetas comestibles!

Una simple galleta puede convertirse en un bonito regalo. Me encantan los regalos y especialmente si los ha hecho la persona que lo ofrece, es una sensación muy especial y muy bonita, porque esa persona seguro que ha estado pensando en ti mientras lo hacía, igual que yo pienso en la persona a la que voy a dar mi pequeño presente.

Hay mucho de uno mismo en un regalo así y aunque también habrá quien no lo valore, no es mi caso, lo aprecio y mucho. Además estos regalos son únicos e irrepetibles, son artesanía en esencia.

Si a nuestro regalito le proporcionamos un envoltorio adecuado ganará en vistosidad y si lo hacemos nosotros mismos será el summum!

Vamos a ver cómo hacer que nuestra galleta parezca mas bonita todavía, y además de la bolsita haremos unas etiquetas comestibles, si habeis leído bien co-mes-ti-bles! Bueno parte de ella. la cartulina, la podría haber hecho de papel de azúcar pero la he hecho con cartulina.

Primero os presento la galletas que he decorado con fondant, un juego de té.

Ahora vamos a las etiquetas y el envoltorio.  Haremos pequeños cuadrados de gum paste o de fondant y las dejaremos secar un poco sobre una esponjilla. 


Después preparamos un poco de colorante negro comestible, mezclado con ginebra o cualquier alcohol, unas gotas son suficientes y ésta mezcla la pondremos en una alfombrilla para poder mojar el sello cómodamente y a continuación vamos poniendo el sello de caucho sobre cada recuadrito de fondant. Yo hago una impresión previa sobre una servilleta porque no quiero que lleve exceso de colorante y se emborrone.

Después haremos un agujerito en cada una de las etiquetas para poder pasar un cordel o una cinta, yo las he marcado también en la esquina contraria con mis iniciales BK, usando una imprenta pequeñita.  Aquí teneis las seis etiquetas con los sellitos de caucho, la imprenta, la alfombrilla donde he puesto la tinta y unos cordelitos. 

Las etiquetitas vistas mas de cerca, quedan muy graciosas!

Ahora vamos al resto del packaging. Cortaremos unos cuadraditos de cartulina decorada algo mayores que nuestras etiquetas de fondant con tijeras normales o con alguna de este tipo que hacen bordes.

Perforaremos el cuadrito en una esquina y repetimos la operación con todos.

Yo suelo marcar con un puntito donde irá el agujero para hacerlo lo mas exacto posible. Hago el primero y lo uso como patrón.

Ahora necesitaremos bolsitas de celofán, cinta o cordel, bases de papel troquelado y unos rectángulos que habremos cortado al tamaño de las bolsitas.

Doblamos los rectángulos por la mitad y metemos la bolsa como veis en la imagen y a continuación preforamos donde hemos marcado previamente.

Ya tenemos lista nuestra galleta con su envoltorio y su etiquetita, admite muchas versiones, eso lo dejo a vuestra imaginación.

Os recuerdo que seguimos de sorteo!
Espero que os haya gustado.

Wordpress ha cambiado el sistema de comentarios. Si tienes problema para dejarlos inicia sesión con el mail que tenga usuario de Wordepress o Gravatar. También puedes comentar utilizando tus cuentas de Facebook o Twitter. Gracias.

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s