Marina Blaukitchen

Repostería III: Las Masas en Repostería. Los Bizcochos I.

El campo de la repostería es tan amplio que nos perderíamos si no acotáramos un poco el terreno, así que de momento nos centraremos en las masas.

Podríamos dividir las masas en aquellas preparaciones que son básicas y las susceptibles de servir de contenedor de cremas y /o frutas y las masas para bizcochos.

Entre las masas básicas o “rellenables” las mas comunes son la masa quebrada, la masa sableée, la de briochée, las masa para buñuelos, las de crepés, croissants, grofres, los hojaldres, las masas para mantecados y la pasta choux, entre otras.

Las masas para bizcochos son preparaciones que contienen aire, esponjosas y suaves aunque dependiendo de los ingredientes y de sus proporciones pueden dar resultados muy variados.

Un poco de historia …

El bizcocho es una preparación muy antigua, hay constancia de ellos en las representaciones de la tumba de Ramsés III en el Valle de los Reyes. En el segundo corredor se abren ocho celdas decoradas, una de ellas dedicada a la preparación de alimentos.

Podríamos definir bizcocho (del latín “bis coctus” que significa cocido dos veces) como cualquier masa dulce horneada en la que se encuentran como ingredientes principales el azúcar, los huevos y la harina (generalmente de trigo). El bizcocho mas sencillo es el que lleva estos tres ingredientes en igual proporción al que se le añaden ralladuras de piel de cítrico. En otro capítulo hablaremos de los ingredientes.

Se cocía dos veces al horno para secarlos y conseguir mayor poder de conservación para que no se deteriorara tan rápido, siendo así un alimento muy utilizado por soldados y navegantes.

Los bizcochos y pasteles de aquellos tiempos no eran en absoluto como los conocemos ahora sino mas bien panes endulzados con miel y en ocasiones se les incorporaban frutos secos. En la Edad Media los panaderos también elaboraban panes dulces con frutas y podían durar meses.

Según los historiadores especializados en alimentos los precursores de la pastelería moderna datan de mediados del siglo XVII, gracias a los avances tecnológicos de la época como los hornos mas fiables, la manufactura de moldes metálicos en forma de aro que se colocaban sobre una plancha y también la obtención de azúcar mas refinado.

Pero no fue hasta mediados del siglo XIX cuando aparece en escena el bizcocho tal  como lo conocemos en la actualidad, hecho con harina refinada y los nuevos “polvos de hornear” introducidos en 1850 que sustituyen a las levaduras frescas.

La historia de los pueblos va ligada a la de los bizcochos y dulces por lo que podríamos decir que cada lugar tiene los suyos propios formando parte de su patrimonio cultural.

Los plumb cakes, el genovés o el cuatro cuartos son algunos de los clásicos bizcochos de siempre.

aca614f8-a07f-4be9-a0f6-0f6f1085ee26_zps9ac2a540-1

¿No os habeis preguntado alguna vez por qué los bizcochos para tartas son generalmente redondos?  Los historiadores ofrecen varias teorías dependiendo de la época, la cultura y la gastronomía. Una de las mas aceptadas es que las tartas provienen de los antiguos panes que lógicamente se elaboraban a mano formando bolas y depositándolas sobre planchas o bien en el interior de cazuelas anchas y poco profundas, de ahí la costumbre de hacerlas redondas.

Otra teoría se refiere al simbolismo pues estos panes eran con frecuencia ofrecidos en ceremonias a los Dioses. La forma circular representa la naturaleza cíclica de la vida y también la forma del sol y de la luna.

A lo largo del tiempo y en todo tipo de ceremonias se ha disfrutado de ellos. En la actualidad cuando tenemos una celebración inmediatamente pensamos en un pastel o en una tarta y ya forman parte de nuestros mejores momentos pues no hay mejor colofón que una bonita y deliciosa tarta.

Es motivo de sorpresa y de alegría, son creaciones únicas porque cada uno de nosotros queremos darle nuestro toque personal, aportar nuestro granito de arena y poner en ellas todo nuestro cariño. Espero que los que se animen a adentrarse en este maravilloso mundo lo disfruten tanto como yo lo hago.

Anterior tutorial: Repostería II. Equipo básico para elaboración de repostería.

  1. marga

    Marina,que escrito másinteresante, me ha encantado leerlo, ya
    que no sabia esta historia sobre los bizcochos.
    Contigo no necesitamoslibros para aprender, tú eres el libro
    máscompleto y entretenido que conozco.
    Enhorabuena guapa.
    bueno me voypitando a vestir a Sofia y a llevarla al cole.
    Un abrazoguapa

  2. Pingback: Repostería II. Equipo básico para elaboración de repostería. « BlauKitchen

  3. rosaura milagros moran lambruschini

    Estoy feliz con estos correos, amo la repostería desde chica, me atreví hacer tartas de matrimonio, siempre estoy a la busca de una nueva receta

  4. Que interesantes datos. A mí también me encanta la historia universal y la repostería también, y me da mucho gusto que blogs como el tuyo nos puedan brindar información que unan ambas cosas. Ahora investigaré más sobre la tumba de Ramsés , gracias…

Wordpress ha cambiado el sistema de comentarios. Si tienes problema para dejarlos inicia sesión con el mail que tenga usuario de Wordepress o Gravatar. También puedes comentar utilizando tus cuentas de Facebook o Twitter. Gracias.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: