Mini tarta de San Valentín, Valentino Cake.

Os presento una mini tarta ideal para disfrutar entre dos y celebrar San Valentín. Es muy pequeña pero como es densa y concentrada, es más que suficiente para la celebración y no perecer tras la ingesta jaja.

La receta es de Morgana, Tartas con Magia, que amablemente me ha brindado la oportunidad de publicarla en mi blog.

Tartas con Magia es uno de mis blogs favoritos por su calidad y por explicar con todo detalle sus recetas e ideas, sus básicos paso a paso son magistrales. Gracias Morgana, no sabes lo que aprendo de tu página.

Como podreis comprobar he hecho mi propia versión y no se parece en nada al magnífico y original resultado de la de Morgana, la mía es digamos más clásica en cuanto a decoración.  Solo el envase y la resolución que ella le ha dado ya merecen la pena, la encuentro espectacular. Su base de bizcocho de chocolate me ha sorprendido por su pureza y su exquisito sabor. He seguido los pasos tal y como lo indica en su receta para hacer el bizcocho y también he empleado el mismo molde, una sencilla y pequeña lata de piña.
En lugar de ese maravilloso chocolate que Morgana ha empleado, y a falta de este,  he puesto el chocolate para postres de Nestlé y confitura de kumquat casera. También la he recubierto de una fina capa de chocolate fundido.

Espero que os guste.

Ingredientes para el bizcocho:

  • 90 gr. de chocolate para fundir
  • 30 gr. de mantequilla
  • 1 huevo
  • 10 gr. de confitura de kumquat

Para la decoración:

  • 20 gr. de chocolate fundido para la cobertura
  • unas frambuesas frescas
  • nata montada
  • bolitas de chocolate

Preparación:

  1. Precalentar el horno a 180ºC.
  2. Fundir el chocolate con la mantequilla.
  3. Añadir la confitura de kumquat.
  4. Separar la yema de la clara.
  5. Batir la yema y montar la clara casi a punto de nieve con un pellizco de sal.
  6. Incorporar la yema al chocolate y remover.
  7. Añadir la clara montada con movimientos envolventes
  8. Engrasar un molde pequeño, de unos 10 cm. de diámetro como mucho, poner papel de hornear y volver a engrasar.
  9. Introducir la mezcla y hornear entre 20-25 minutos a 180ºC. Vigilar la evolución del horneado.
  10. Una vez hecho el bizcocho dejar enfriar unos 10 minutos antes de desmoldarlo.
  11. Desmoldar y poner sobre una base alta que nos permita derramar el chocolate fundido y cubra la tartita.
  12. Repasar los bordes y dejar enfriar.
  13. Poner sobre el plato en que lo vayamos a servir y decorar con las frambuesas, las bolitas de chocolate y la nata.

La Matanza del Día de San Valentín.
Un poco tetricazo pero dedicado a mi gran amiga Carmen con una sonrisa!

En un día tan propicio como hoy para decirle al de enfrente que lo quieren mucho, se impone hablar de todo lo contrario, de unos señores que les dijeron a otros que no los querían nada.

Tal día como hoy 14 de febrero de 1929 se produjo en Chicago un hecho que situó a Al Capone a Scarface  en la cumbre del hampa, fue la famosa matanza de San Valentín que aunque nunca se pudo demostrar Al Capone dió la orden, desde aquel momento ya no hubo quien le tosiera.
El episodio dio mucho juego al cine sobre todo a Billy Wilder en la película “Con faldas y a lo loco” porque Jack Lemon y Tony Curtis acaban disfrazados  de mujeres en un coro de señoritas porque habían sido testigos de la matanza de San Valentín.
La matanza se produjo en plena Ley Seca, la rivalidad entre bandas por controlar el mercado negro del alcohol registraba unos cuatrocientos muertos  al año, muerto arriba muerto abajo.
Una de aquellas bandas era la de los O’Banion un clan de Irlandeses mas malos que un dolor. Al Capone se cargó al jefe de los Ovanion y luego tuvo la desfachatez de mandar flores a su entierro. Los O’Banion intentaron ametrallar a Al Capone por su chulería pero se les escapó, Al Capone se mosqueó y su venganza fue terrible.
El día de San Valentín frente a un garaje de Chicago bajaron de un coche tres policías y dos hombres de paisano, los O’Banion que estaban en el garaje esperando  una supuesta entrega de licores no se inmutaron porque como tenían pagado a medio cuerpo de policía de Chicago cuando los agentes los desarmaron dieron por hecho que aquello sería un trámite sin importancia.
Los tres policías pusieron a los O’Banion contra la pared y los otros dos tipos de paisano los ametrallaron. Total siete muertos. Cuando abandonaron el garaje los tres falsos policías sacaron esposados a los dos tipos de paisano con lo cual lo que la gente oyó fue un tiroteo y luego  vió una detención de los dos presuntos asesinos. Una maniobra magistral que quedó impune. Feliz día de los centros comerciales.

Via: Texto de Nieves Concostrina, “España a las 8” de Radio 1 de RNE, 14 de Febrero de 2007. http://www.nievesconcostrina.es/index.asp?page=177

Wordpress ha cambiado el sistema de comentarios. Si tienes problema para dejarlos inicia sesión con el mail que tenga usuario de Wordepress o Gravatar. También puedes comentar utilizando tus cuentas de Facebook o Twitter. Gracias.

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s